Visitas

Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 16 de febrero de 2009

Recuerdos de un jubilado

Hay cosas en la vida que no debemos ni podremos olvidar al menos los jubilados del Aller, sirva como ejemplo estos párrafos que amablemente os boy a expresar.
Como es de lógica es mi deber el presentarme soy Manuel Díaz Gómez Capataz que lo fui en el centro de trabajo de Alcalá mas conocido en Alcalá de Guadaira como Manolo el del Agua por mi larga trayectoria en el mismo sirviéndoles a los ciudadanos ese liquido tan elemental como era en aquellos entonces y sigue siéndolo hoy que era el agua.
y estoy encantadísimo de poderos contar digamos mis vivencias así por enzima en la empresa que me lo dio todo y no solo a mi si no a miles de obreros que han pasado por ella ejerciendo cada uno sus profesiones.
En el año 1952, a los 13 años de edad empecé a trabajar de pinche en Adufe. Poco duró mi estancia allí ya que a los 6 meses me reclamó el departamento de Alcalá y desde entonces toda mi estancia como obrero fue en este bonito pueblo de Alcalá de los panaderos como siempre se le conoció que dicho sea de paso es el que me vio nacer. Hasta que llego la hora de pararme un poco y recapacitad fue entonces cuando me pregunte, Manolo esta es la edad idónea de elegir el futuro de esta otra etapa que te queda que vivir porque seamos sinceros es otra etapa de la vida es totalmente diferente a la de estar en activo no aquella otra de los 20 años esos se esfumaron para la eternidad, lo digo por los 9 años de mi jubilación que llevo vividos y disfrutados, así es que boy a tocar madera y seguir los años que me queden de aliento sean parecidos a los 9 años ya vividos de mi jubilación que han sido excelentes.
Mi jubilación voluntaria fue en el año 1.999 a los 60 años no si antes pasar por mis 47 años de servicio me quitaron un buen pellizco monetario pero lo asumí con todas las consecuencias y sabéis el porque lo hice pues por que solo nos han dado una oportunidad de vivir la vida y yo el resto de vida que me quede pienso disfrutarla y gozarla al máximo, porque pensándolo bien ya de nuestra jubilación en adelante por mucho que gatee uno ya los peldaños cada día cuesta mas subirlos no nos equivoquemos al menos esa es mi modesto pensar siempre por su puesto respetando la de los demás.
Durante mi vida laboral e pasado tiempos muy difíciles como creo lo abran pasado otros compañeros antecesores míos, porque en aquellos tiempos para no olvidar se pasó de todo mucha hambre mucha miseria y necesidades de toda índole, pero si tengo que decir que dentro de los malos tiempos que se vivieron ya lo dije en una ocasión en el almuerzo de convivencia que amablemente nos invitan anualmente a todos los jubilados en la caseta del agua nuestra empresa del Aller y echar un rato de convivencia entre compañeros que es de lo que se trata.
En aquellos entonces dentro de los tiempos tan malos nosotros como e mencionado anteriormente éramos unos privilegiados motivo porque el jornal que ganábamos aun siendo pequeño era mucho mayor que en otros gremios por que era fijo y por que el sueldo lo teníamos impuesto por el convenio de aquella lejana pero no olvidada Compañía Inglesa SEVILLE. WORKS. COMPANI. LIMITED, Y aunque el sueldo era pequeño hay que decirlo con claridad en nuestras casas todos los días hervía la olla que ya era un logro en los tiempos aquellos.
A mi me complace el cariño y el aprecio que hacen de mi persona como Manolo el del Agua, pues lo mío es disfrutar con lo que otros anteriores a mi persona han sabido descubrir.
El máximo tiempo de mi vida lo e dedicado a construirme como persona y compartir con los demás cuanto de bueno encontré en la constante búsqueda de la felicidad y de la paz.
De todas formas después de tanto camino recorrido los logros conseguidos son demasiado modestos como para sentirme uno de los enterados dentro de la que fue mi profesión, ese es el orgullo que siempre lleve como obrero en la empresa como dije anteriormente que me lo dio todo eso se puede considerar bajo mi punto de vista una victoria.
Los reducidos horizontes de mis trabajos en mi inolvidable empresa obedecen a que nunca me propuse grandes metas a pesar de que siempre me esforcé por superar las escasas expectativas que mis maestros vieron en aquel alumno gris que conseguía tan poco fruto de sus muchos esfuerzos.
Tal vez por eso desde muy joven, solamente me propuse llegar a ser un ciudadano de a pie, abierto a cuanto pudiera serme provechoso, procurando siempre tener conciencia de mi mismo e ideas propias, basado en la reflexión sobre mis experiencias personales.
Cada vez que alcanzaba una meta volante me sentía mas persona y al mismo tiempo mas cerca de los ciudadanos dándole ese liquido tan elemental y tan necesario en cada momento como es el agua, eso siempre me animo a seguir la línea que me propuse en su día.
Este complicado lo e perseguido siempre acercándome progresivamente a mi realidad personal y al entorno que siempre me rodeaba, cada vez que alcanzaba una meta volante siempre me sentía mas persona, y me encontraba mas cerca de los otros con los que compartía la existencia. Eso me animo a seguir siempre por la misma línea cosa que hoy día camino de los 70 años me enorgullece.
Admito aquellos que me achacaban el haberme movido en tierra de nadie, fronteriza con la disciplina y responsabilidad, con que siempre trate de ejerce mi profesión en dicha empresa.
Es probable que abecés me halla convertido en un franco tirador, pero con una particularidad que siempre la tuve en mente de que en lugar de disparar hacía todo lo que se moviese, pues me pongo a tiros con todas aquellas personas que saben manejar las armas del saber para convertirme en receptor de todo lo bueno que se pueda cruzar en mi camino a lo largo de mi vida venga de donde venga.
Queridos compañeros y compañeras termino siempre agradeciendo esos segundos que habéis ocupado en leer este pequeño resumen de quien no a pasado de ser un obrero mas dentro de esa gran empresa de abastecimiento de agua, que fue repito la que me lo dio todo una vez mas gracias amigos y a migas quedo siempre a vuestra disposición.
Quiero hacer hincapié de que no fui mas que nadie solo fui un enamorado de su profesión a la cual siempre le tuve un gran respeto, siempre me debí a ella y a los ciudadanos a cualquier hora y en cualquier sitio me tuvieron siempre a su disposición solo fui un divulgador de conocimientos e ideas siempre sembrando hacia los demás sin mas es hay a todo aquel que se pregunta eso de Manolo el del Agua a que viene pues ya habéis salido de la duda y yo encantadísimo de habérosla expresados y al mismo tiempo dejo complacido a muchísimos compañeros y compañeras.
Un fuerte abraso para todos los jubilados de ambos sesos y para los que están en activo adiós gracias de este que loes Manuel Díaz Gómez Conocido Como Manolo el del Agua en mi pueblo natal de Alcalá de guadaira )
Solo deseo de que sean todos vosotros muy felices el resto de vuestras vidas

1 comentario:

  1. José Manuel Serna Ayela28 de septiembre de 2009, 12:38

    Excelente persona e inigualable criador de Padovanos.
    Mi más sincera enhorabuena por tu blog.
    Un fuerte abrazo de tu amigo José Serna
    erythruras@yahoo.es

    ResponderEliminar